• Home
  • Baker & McKenzie: El Tribunal Supremo rectifica y abarata el despido

News Legali

Baker & McKenzie: El Tribunal Supremo rectifica y abarata el despido

Baker_Mckenzie_logo.jpgLa reforma laboral de 2012 modificó el importe de la indemnización por despido improcedente, rebajando la cuantía de 45 días de salario por año de servicio con un límite de 42 mensualidades, a una indemnización de 33 días de salario por año de servicio con un límite de 24 mensualidades.

No obstante, dicho cambio no se produjo de forma generalizada para todos los trabajadores, pues para aquellos trabajadores contratados con anterioridad a la entrada en vigor de la reforma (12-feb-2012), se dispuso un régimen transitorio de acuerdo al cual la indemnización por despido improcedente: "se calculará a razón de 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, y a razón de 33 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios posterior, prorrateándose igualmente por meses los períodos de tiempo inferiores a un año. El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso" (DT 5ª Ley 3/2012).

El Tribunal Supremo realizó una primera aproximación a esta cuestión en su Sentencia de 29-sep-2014 (Rec. 3065/2013), considerando que si la indemnización generada a fecha 12-feb-2012 superaba los 720 días de indemnización (aplicando el módulo de 45 días por año) sería posible seguir devengando una mayor indemnización (a razón de 33 días por año) hasta alcanzar, como tope máximo siempre, las 42 mensualidades. Esta sentencia generó una importante controversia, pues se interpretó como un intento del Tribunal Supremo de eludir los efectos de la reforma y de evitar el abaratamiento del coste del despido.

Sin embargo, en dos recientes sentencias (STS 18-feb-2016, Rec. 1118/2016 y SSTS 2-feb-2016, Rec. 1624/2014 - pinche en cada sentencia para descargarse el texto), el Tribunal Supremo ha rectificado su tesis anterior, clarificando cuál debe ser el alcance del régimen transitorio previsto en la DT 5ª Ley 3/2012 (actualmente DT 11ª del RDL 2/2015, de 23 de octubre):

  1. La Disposición Transitoria solo se aplica a los supuestos en que el contrato se ha celebrado con anterioridad al 12-feb-2012.
  2. Cuando, por aplicación de este precepto, se toman en cuenta periodos de servicio anteriores y posteriores al 12-feb-2012, el importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario. Este tope opera para el importe global derivado de ambos periodos.
  3. De manera excepcional, este tope de 720 días de salario puede obviarse si por el periodo anterior al 12-feb-2012 se ha devengado una cuantía superior a ese tope de 720 días de salario, en cuyo caso dicha cuantía superior actúa como tope indemnizatorio, sin que deba sumarse nada por el periodo posterior al 12-feb-2012. En todo caso, la indemnización generada por el periodo anterior al 12-feb-2012 no podrá superar las 42 mensualidades.
  4. El cálculo de cada uno de los dos periodo
    s es autónomo y se realiza tomando en cuenta los años de servicio, “prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año” en los dos supuestos.
Icono economia blanco
 

Informazione
Economica e Politica